Acerca de nosotros

Como propietarios de la red de distribución de electricidad y de las instalaciones de red correspondientes, suministramos electricidad a la capital de forma segura y fiable. Somos responsables del suministro eléctrico de los consumidores y alimentadores de electricidad en el área urbana de Berlín.

En pocas palabras: los empleados instalan y dirigen la red eléctrica, la mantienen y asisten a todos los clientes y socios en relación con el uso de la red eléctrica.

Nuestras funciones

La red de distribución de electricidad en Berlín cuenta con más de 35 000 kilómetros de tendido eléctrico en los niveles de red de alta tensión (110 kV), media tensión (10 kV) y baja tensión (400 V, es decir, 0,4 kV).

En unas 80 subestaciones se transforma la electricidad de alta tensión a tensión media y llega a la red eléctrica del nivel de tensión más bajo o a los hogares y empresas a través de unos 11 000 centros de transformación y estaciones de clientes.

Los clientes de suministro eléctrico reciben según su demanda de potencia una conexión eléctrica de 110, 10 o 0,4 kV mediante la cual pueden obtener o suministrar la energía necesaria. La gran industria utiliza 110 kV y los hogares particulares, 0,4 kV.

Ofrecemos a todos los usuarios de nuestra red la máxima fiabilidad de suministro. Como la red de distribución en gran parte está compuesta por cables subterráneos, está bien protegida frente a daños externos o influencias climatológicas. Sin embargo, en caso de producirse algún fallo, la Gestión de averías es el centro receptor de los mensajes relativos a fallos, donde se coordinan de forma centralizada todas las medidas para solucionar averías y garantizar que el suministro se restablezca de la forma más rápida posible.

Nuestro objetivo: que nuestros clientes estén satisfechos

Desde el inicio de la liberalización del mercado eléctrico en el año 1998, Stromnetz Berlin GmbH viene participando en la concepción y puesta en práctica de la libre competencia en distribución de electricidad. Hemos contribuido especialmente en la configuración del uso de la red para ayudar a establecer las bases económicas para la competencia en el mercado de electricidad.

Con la entrada en vigor de la nueva Ley Alemana de Economía Energética («Energiewirtschaftsgesetz») el 13 de julio de 2005, se concretaron en detalle las condiciones marco para poder garantizar la máxima transparencia posible en cuanto a los servicios de los operadores de red. Estas son las exigencias que nos fijamos. Una explotación rentable, asegurando al mismo tiempo una alta calidad del suministro, es y seguirá siendo nuestro reto principal como operador de red.

Cooperación para la ciudad inteligente de Berlín

Berlín está en vías de convertirse en una de las principales metrópolis consideradas ciudades inteligentes («Smart City»). Este proceso de transformación ya ha empezado en todos los ámbitos de la vida urbana, y se irá ampliando y acelerando.

De este modo, Stromnetz Berlin ayuda al país y a sus habitantes a lograr objetivos ambiciosos como un Berlín respetuoso con el medioambiente o una mejora continua de la calidad de vida de todos los ciudadanos. La ciudad inteligente se debe basar en principios de transparencia, participación e interconexión. En este contexto, las infraestructuras inteligentes y, en especial, la red inteligente (Smart Grid) constituyen la base técnica, que, como sistema operativo interconectado, se convierte en la columna vertebral y el catalizador de la revolución energética. 

En el centro de la revolución energética

Como parte del consorcio WindNODE —un proyecto financiado por el Ministerio de Economía de Alemania para la digitalización de la industria energética— y en cooperación con más de 60 socios del sector tecnológico e industrial del noreste de Alemania, queremos impulsar la revolución energética en esta región con uno de los porcentajes más altos de todo el mundo en cuanto a energías renovables. Queremos demostrar el modo en que podemos incorporar las energías renovables de forma segura en las redes de transmisión y distribución por medio de una gran variedad de acciones con efecto estabilizador del sistema y nuevos sistemas de control informático cuando su porcentaje en el consumo de energía es del 100 %. Berlín tiene un papel destacado en este sistema, ya que se trata de la zona de mayor consumo en el noreste de Alemania.